Los monos, camisetas y joggers se han convertido en los últimos días en los looks más deseados de la temporada. El hecho de estar todo el día en casa y los dramáticos cambios de clima han creado las condiciones ideales para que estas prendas se conviertan en las más cotizadas en las redes sociales, poniendo de moda diferentes tipos de ropa. negocio local

Todo apunta a que las sudaderas (camisetas) se hicieron populares en los años setenta, cuando nació la cultura del hip-hop y el break dance. Los bailarines de este estilo necesitaban ropa cómoda para moverse y hacer piruetas, por lo que los buzos, que consistían en camisetas extragrandes y pantalones holgados, se convirtieron en la forma ideal.

  • Yoga facial: un tratamiento antienvejecimiento estrella de Hollywood que puedes hacer en casa
  • Las canas son una nueva tendencia de cuarentena según las celebridades
  • 7 ejercicios para hacer en casa para fortalecer y estirar la espalda
  • Cinco consejos para cuidar tu salud mental en cuarentena

A medida que la cultura hip-hop se volvió más viral, fue el momento presente donde el buceador pasó de ser un mero artículo deportivo a un elemento clave en la historia de la moda. Prueba de ello fue que importantes marcas como Tommy Hilfiger, Ralph Lauren y Vivienne Westwood se animaron a incorporarlas a sus colecciones.

Con el paso del tiempo, más y más tendencias se sumaron a la ola de la moda, y el buceo fue olvidado, claramente se usaba para deportes o para eventos extremadamente informales. Sin embargo, en las últimas semanas (durante la cuarentena asociada a la pandemia de COVID-19), estos elementos han vuelto a destacar como la pareja perfecta para realizar trabajos a distancia durante la estación fría.

El pico de popularidad de este look también marca un momento importante para las marcas emprendedoras del sector textil peruano, pues luego de un largo período de interrupción (alrededor de sesenta días), encuentran una alta demanda de estos artículos, un momento ideal para mejorar. sus ventas y, en algunos casos, su rescate microempresarial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here