Martin Salas ha tenido un largo camino por recorrer para conseguir lo que siempre quiso. Estudió ingeniería de procesos en la PUCP y obtuvo un MBA de la Graduate School of Business. Booth de la Universidad de Chicago. Se trasladó a Estados Unidos donde ocupó puestos de liderazgo con responsabilidad regional o global en empresas como IBM y Pandora. Así pasó las dos últimas décadas, pero llegó el momento en que sintió la llamada a emprender su propio camino, aunque esto implicó el abandono de una cierta estabilidad.

Parte de esta historia se cuenta en la introducción del libro. ‘Amo y sirviente’… Era 2008 y Martin era Jefe de Recursos Humanos para América Latina en AIG. Por esta época, Estados Unidos experimentó una crisis financiera que tuvo consecuencias devastadoras para su economía. La situación le hizo cuestionar la fragilidad del sistema. «¿Qué pasará con miles de empleados si la empresa quiebra?» el pensó. Si bien eso no sucedió al final, AIG pudo sobrevivir al tortuoso e instructivo proceso, dice en la publicación, este sentimiento de inseguridad sobre el trabajo lo impulsó a girar el volante.

  • Autor: Martín Salas
  • Número de revisión: 1er. ed.
  • Año: Dic 2019
  • El personal editorial: Antecedentes editoriales
  • Paginas: 102

Así que fundó Chronsult, una firma consultora especializada en brindar soluciones para mejorar el desempeño organizacional y del personal de empresas y familias empresariales en proceso de transformación. “Guiamos a las familias empresariales para crear y desarrollar valores, principios y protocolos compartidos por generaciones que tienen un impacto positivo en la gobernanza empresarial y la sostenibilidad”., lea en el portal de consultoría. Martin es director y siente que está en el lugar perfecto para combinar su experiencia con lo que más le gusta: ser su propio jefe.

“Mi experiencia de trabajar primero en una empresa familiar y luego como consultor con muchos emprendedores exitosos en diversas industrias y países me llevó a la conclusión de que la fuerza emocional, el autoconocimiento y la capacidad de aprender en la adversidad eran factores críticos y comunes en estos personas,» Cuenta.

Martin no está de acuerdo con la noción de que los emprendedores no necesitan una guía. «Me parece que esta visión es parcialmente cierta»., Explicar. «Aunque un emprendedor siempre seguirá sus instintos, le será de gran ayuda conocer a quienes ya han recorrido este camino en el pasado, y así poder aprender de esta experiencia, llena de aciertos y errores»., Seguir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here