Gadea Group, que engloba varias marcas de restauración como Sushimore, Pan Bao, Kaleka Poke, No Mames Wey y The Cup, acaba de anunciar aperturas en Vic, Vilanova y Sant Just. Estas incorporaciones forman parte del plan de expansión de un grupo que cuenta hoy con 32 locales por todo el territorio nacional, de los cuales 10 se han abierto en los últimos meses, y que espera llegar a las 50 unidades, hasta alcanzar una facturación de unos 13 millones de euros para el 2022. «La expansión se materializa con un modelo de franquiciado de bajo coste que fomenta el autoempleo y permite a sus propuestas gastronómicas llegar a puntos geográficos inaccesibles para la competencia», como subrayan desde una central que, en paralelo, impulsará su expansión de la mano de una gran cadena de supermercados en Palma de Mallorca y Valencia.

El crecimiento el ejercicio pasado fue del 20% en facturación, porcentaje que esperan superar en 2021 con el 50% más. «Queremos ser uno de los principales grupos de restauración del país y vamos a trabajar en ello apoyándonos en socios como una de las principales cadenas de distribución del país», explica el CEO de la empresa Roger Antelo. El crecimiento experimentado, además, ha supuesto “la creación de 35 puestos de trabajo, que llegarán a las 100 nuevas posiciones en caso de cumplir con nuestras previsiones”.

Como parte de su estrategia, Grupo Gadea se ha unido al mundo de las cocinas fantasma, un negocio que desarrolla cocinas únicamente para la preparación de alimentos destinadas al reparto a domicilio. «Gracias a ello, con poca inversión y tiempos acotados, es posible emprender y tener éxito», continúan explicando desde la cadena. «Es así como, de la mano de las enseñas y las cocinas fantasma, las marcas del grupo cada día refuerzan su expansión».

Antelo añade que el «significativo crecimiento» de los últimos tiempos se explica porque “todas las opciones propuestas son versátiles y pensadas para adaptarse a las diversas circunstancias de cualquiera que quiera emprender de manera fácil y rápida». A partir de aquí, «las sencillas condiciones de generar autoempleo que brindan las franquicias combinadas con las phantom kitchens ha sido una fórmula exitosa para la marca, debido al contexto de crisis que la pandemia ha traído y las dificultades de introducirse en un mercado cada vez más hermético y con escasas oportunidades de trabajo”.

Concluye Antelo que ésta es una vía ideal para generar ingresos personales estables y emprender un proyecto.  «Además, la restauración está viviendo un momento de transformación y Grupo Gadea ha querido innovar con modelos de negocio flexibles con delivery, take away, grab and go o dark kitchen, al margen del propio consumo en el local, para que cada franquicia pueda adaptarse a as necesidades de su público de la mejor manera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here