Dos hermanos acusaron a la cadena de comida rápida de otorgar a los afroamericanos establecimientos en lugares menos favorables.

Grow Your Business,
Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!


2 min read


James y Darrell Byrd, propietarios de cuatro restaurantes de McDonald’s en Tennessee, Estados Unidos, denunciaron a la cadena de comida rápida alegando que la empresa otorga a los afromericanos locales en ubicaciones no deseadas. 

Sin embargo, el juez de distrito, Harry Leinenweber, dijo que los hermanos no pudieron demostrar que la compañía tratá de forma diferente a los afroamericanos dueños de tiendas de la cadena. 

Según informa Reuters, Leinenweber comentó que el juzgado no quiere dar a entender que las operaciones de la firma no se hayan visto marcadas por el racismo a lo largo de los años. Sin embargo, ratificó que esta historia no justifica la demanda. 

Los Byrd agregaron que en Chicago la cadena de comida rápida trata de manera preferencial a propietarios blancos, es decir, que los afroamericanos no reciben las mismas oportunidades de crecimiento y financiamiento. 

El juez explicó que los hermanos pueden enmendar su demanda. Asimismo, dijo que sus acusaciones sobre las acusaciones quedarán desestimadas para siempre, ya que el plazo de prescripción se agotó. 

McDonald’s no ha comentado nada al respecto, pero según el abogado de los Byrd, la empresa bajó el precio de sus alquileres para afroamericanos desde que se presentó la demanda en octubre. Al final, los hermanos decidieron enmendar su demanda. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here