Presidente de la ciudad de Nueva York Diamantes creados por ALTR, emprendedor y diamantista de tercera generación.

Cuando llegué a la ciudad de Nueva York hace 20 años y comencé mi primer trabajo en el distrito Diamond en la calle 47, descubrí un mundo extraño que estaba lleno de energía, ajetreo y misterio. Como la mayoría de las calles del centro de Manhattan, hubo una sobrecarga sensorial instantánea. Todavía recuerdo la cacofonía de bocinas de autos, vendedores ambulantes, turistas y compradores, así como la sensación de adrenalina, negociación y posibilidad en el aire. Era una escena diferente a cualquier otra que hubiera observado en el mundo.

El Distrito de los Diamantes siempre ha sido un lugar duro y competitivo, donde los inmigrantes, incluidos muchos refugiados de la Segunda Guerra Mundial, vino a construir nuevas vidas y seguir sus sueños. Incluso cuando amanecía el siglo XXI, la calle 47 seguía siendo un mercado de la vieja escuela con su propio sistema de honor y una cultura distinta donde la reputación tenía un valor real. Con comerciantes, cortadores, pulidores y minoristas trabajando codo con codo, el Distrito de los Diamantes de Nueva York es una microeconomía en sí misma, donde se valoran las habilidades altamente especializadas y se agrega valor en cada paso de la cadena de suministro.

Pero en la última década, descubrí que algo ha cambiado, y gran parte de esa vitalidad ha comenzado a desaparecer de la calle 47. Creo que parte de la energía de la atenuación tiene que ver con la forma en que las compras en línea han afectado al comercio minorista tradicional. Y, por supuesto, el la pandemia agregó más dolor. Dicho esto, creo que muchos de nosotros tampoco nos hemos adaptado a las circunstancias cambiantes y hemos olvidado pensar en la experiencia del consumidor.

Así es como creo que los líderes en esta área pueden asegurar el futuro de mi bloque favorito en Nueva York: Para empezar, debemos ser más proactivos y pensar en el futuro. También debemos recordar algunas verdades atemporales, incluida la importancia de brindar a los consumidores una experiencia informativa, memorable y notable. La necesidad de transparencia y un sistema de distribución vertical es más importante que nunca, y los habitantes de 47th Street necesitan encontrar formas de agregar valor por cada diamante vendido. Por ejemplo, en mi empresa, que está alineada verticalmente y vende diamantes creados en laboratorio, me esfuerzo por agregar valor a través del servicio, el diseño, la calidad y la logística. Considero que esos valores son los que construyeron la industria del diamante y creo que también son clave para el futuro.

Soy la tercera generación de mi familia que trabaja en el negocio de los diamantes y mi abuelo me dejó este consejo: sigue mirando hacia adelante. Me animó a liderar el cambio para que, en el futuro, algún día pueda pasar un negocio próspero a la siguiente generación. Esa es la única forma en que continúa un legado.

La buena noticia es que creo que las joyas finas siempre serán deseables. Para algunos, un anillo de diamantes es una inversión; para otros, un anillo de diamantes representa un momento especial de felicidad. Para mí, un diamante es un prisma que refracta la luz de la vida y una joya es una representación de la emoción a través del diseño. Como tal, un joyero no es un trabajador; son un artista. El trabajo del cortador de diamantes no es solo maximizar las ganancias, sino también maximizar la belleza. En algún momento, creo que muchos líderes en el espacio también lo han olvidado. Y desde mi perspectiva, eso es lo que la industria del diamante y la calle 47 deben resaltar y priorizar: el orgullo de los artesanos; el equilibrio del arte y el comercio; atención personalizada al cliente; un nuevo enfoque en la sostenibilidad y la transparencia; y la voluntad de adaptarse a un mundo cambiante.

Hoy, mi amada 47th Street está amenazada por interrupciones. Algunos me mirarán y dirán que soy el disruptor. Pero tengo un punto de vista diferente: el Distrito Diamante es un lugar de sobrevivientes que, en mi experiencia, ha tenido durante mucho tiempo una cultura de aceptación, diversidad y el valor de las conexiones personales. La magia de 47th Street proviene del poder de la comunidad y las relaciones.

Sí, todos estamos aquí para ganar dinero. Pero la calle 47, como el resto de Nueva York, es más que edificios, infraestructura y transacciones. Es una obra de arte viva que respira, una joya que nunca se desvanecerá. Solo necesita un poco de pulido nuevamente para aumentar su brillo y luminosidad.

El éxito de la legendaria historia de 47th Street nunca se ha centrado únicamente en el cristal en sí. No estamos simplemente vendiendo mercancías; vendemos una experiencia. En el pasado, 47th Street ofrecía servicio, conexiones humanas y confianza personal. Permitimos que los minoristas compraran lo que quisieran, como quisieran. Hoy en día, ese nivel de servicio corre el riesgo de ser reemplazado por la interfaz en línea. Soy un gran creyente de que debemos aprovechar todos los beneficios que la tecnología puede ofrecer, pero es importante que lo hagamos sin perder el toque humano. Como industria, debemos mantener nuestro orgullo por el servicio, la experiencia y la conexión humana, que es la forma en que agregamos valor a nuestros socios.

Estoy seguro de que 47th Street puede ser un puente útil entre el backend y el frontend de la industria de los diamantes porque no importa cuán avanzadas se vuelvan las ventas en línea, la gente todavía quiere y necesita servicios humanos. La confianza, la comunidad y las conexiones personales fueron el núcleo de lo que hizo que 47th Street fuera tan vital. Si queremos tener éxito en el futuro, esos elementos deben permanecer en el centro de la forma en que todos hacemos negocios.

Durante la pandemia, escuché a la gente decir: «No apuestes contra Nueva York». Estoy de acuerdo. Pero a eso, también agregaría: Nunca apuestes contra 47th Street. Volveremos, mejor que nunca.


Consejo Empresarial de Forbes es la principal organización de crecimiento y creación de redes para empresarios y líderes. ¿Califico?


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here