Accionista / Socio Fundador en Hart David Carson LLP, representando y asesorando a empresas del mercado medio antes de la OPI.

Tarde o temprano, es probable que su empresa se enfrente a algún tipo de conflicto. Es inevitable. Pero la gran mayoría de las disputas comerciales se pueden prevenir. Las tácticas que se describen a continuación pueden ayudarlo a minimizar las probabilidades de una disputa y mantener sus responsabilidades legales al mínimo.

1. Tome decisiones clave con anticipación.

¿Cómo divide el capital social de su empresa? ¿Quién tiene qué responsabilidades? ¿Cuáles son sus objetivos comerciales y cómo piensa alcanzarlos? Este tipo de preguntas deben resolverse lo antes posible para evitar disputas más adelante. Lo que puede considerarse una queja menor entre socios podría convertirse en un conflicto mayor en el futuro, por lo que es mejor resolver esos asuntos desde el principio. Haga que todos estén en la misma página y tendrá menos disputas en puntos posteriores cuando haya más en juego.

2. Documente todo.

Una segunda táctica para evitar disputas comerciales es documentar todo. Con datos sólidos para consultar, no solo puede resolver los desacuerdos rápidamente, sino también desalentar las disputas prolongadas y las acciones legales. Entre los elementos que querrá mantener registrados se encuentran:

Correos electrónicos

Contratos y convenios

Documentos de préstamo

Prueba de pago

Los datos contables

Calendarios

Actas de reuniones

Evite los «acuerdos de apretón de manos» o los acuerdos extraoficiales. Todos los asuntos comerciales deben registrarse cuidadosamente para desalentar las disputas legales.

3. Establezca políticas sólidas.

Sus políticas y procedimientos internos deben reflejar el cumplimiento riguroso de todas las leyes y estándares relevantes. Además, deben fomentar el trato justo de todas las partes interesadas de su organización, desde los miembros de la junta y los ejecutivos hasta sus empleados y clientes. Hacerlo ayudará a eliminar el comportamiento poco ético, injusto o imprudente de su empresa y reducirá la incidencia de disputas que de otro modo resultarían.

4. Sea dueño de su propiedad intelectual.

Todos los empleados y contratistas que crean contenido para usted deben saber que cualquier propiedad intelectual (PI) que creen en su capacidad de trabajo se considera suya. Como tal, es posible que desee exigirles que le cedan los derechos de propiedad intelectual. Al hacerlo, se elimina cualquier ambigüedad que pueda surgir sobre quién es el propietario de una determinada propiedad intelectual.

La IP que posee también debe estar claramente definida. Debe registrar cualquier material con derechos de autor como marca comercial, patentar cualquier invención que cree y guardar cuidadosamente los secretos comerciales. Hacerlo evita que se vean comprometidos y asegura su posición en caso de una disputa, lo que desalienta la apropiación indebida.

5. Sea específico con sus contratos.

En el curso de la gestión de su negocio, hará acuerdos con muchas partes, incluidos empleados, funcionarios, proveedores, licenciatarios, etc. Estos contratos deben elaborarse cuidadosamente y deben ser lo más precisos posible. En particular, sus contratos deben ser específicos sobre:

Calidad esperada

Responsabilidades y derechos

Rendimiento

Marcos de tiempo

Terminación

Resolución de conflictos.

Debe haber contingencias vigentes que rijan la entrega / aceptación de servicios y la rescisión del contrato. Ser específico con estas áreas puede permitirle retroceder si es necesario sin crear una disputa.

6. Respete sus deberes fiduciarios.

Como propietario de un negocio, tiene un deber fiduciario con su negocio. Si ha cotizado en bolsa o ha recibido fondos de inversión, también tiene el mismo deber con sus accionistas e inversores. Sus responsabilidades incluyen deberes de cuidado y lealtad, lo que significa que las acciones que tome con respecto a las operaciones de su negocio deben ser en el mejor interés de su empresa y accionistas. Como tal, no debe hacer nada que socave los beneficios proporcionados a esas partes.

7. Comuníquese con claridad.

Muchas disputas se pueden prevenir con una comunicación clara. No prometa demasiado, y si descubre que no puede cumplir sus promesas, comuníqueselo de forma clara y rápida. Trabaje activamente con sus socios comerciales para resolver problemas desde el principio y no evite conversaciones importantes (incluso cuando sean incómodas).

Sus políticas internas deben hacer cumplir las mejores prácticas con respecto a la comunicación, particularmente entre sus empleados. El establecimiento de protocolos claros con respecto a la comunicación puede evitar confusiones y disputas.

8. Sea justo.

Por último, es importante ser justo en todo lo que hace. Sus políticas y prácticas internas deben ayudar a mantener las prácticas justas incluso reconociendo que ninguna política será 100% infalible. Esfuércese por ser ético en todo lo que haga, desde negociar y hacer cumplir los acuerdos hasta comunicarse con socios comerciales y clientes. Al evitar tácticas demasiado agresivas, minimizará el resentimiento y ayudará a evitar costosas disputas en el futuro.

En general, al ser justo y honesto en sus tratos con socios, personal, accionistas y otras partes interesadas, solidificará sus relaciones comerciales, minimizará las actitudes litigiosas y evitará la mayoría de las disputas incluso antes de que ocurran.

La información proporcionada aquí no es un consejo legal y no pretende ser un sustituto del consejo de un abogado sobre ningún asunto específico. Para obtener asesoramiento legal, debe consultar con un abogado sobre su situación específica.


Consejo Empresarial de Forbes es la principal organización de crecimiento y creación de redes para empresarios y líderes. ¿Califico?


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here