Sean Manning es director ejecutivo y fundador de Bóveda de nómina Franchising LLC, además de CPA y líder intelectual en el campo financiero.

Todo emprendedor quiere descubrir el secreto del éxito en los negocios. Es comprensible que la creación de un modelo comercial obliga a los propietarios a identificar las características tangibles de las empresas exitosas, desde las operaciones hasta la contratación y el tamaño del personal hasta los presupuestos de marketing. Todos estos son esenciales al construir un sistema eficiente.

Pero, ¿qué pasa con los intangibles?

La ética laboral y la creatividad se mencionan a menudo entre los aspectos intangibles más importantes del logro, pero me gustaría centrarme en otra característica que considero uno de los mejores indicadores del éxito empresarial: la confianza.

En cada etapa del crecimiento empresarial, la confianza es un activo indispensable para la propia empresa y las personas que trabajan allí. Y si bien es genial tener un sentido general de confianza en la oficina, he identificado algunas de las áreas más importantes del negocio en las que generar confianza puede tener el mayor impacto funcional.

Confíe en sus empleados y delegue.

Uno de los escenarios más comunes en la propiedad empresarial, especialmente en la fase de inicio y crecimiento, es la tendencia del fundador a asumir casi todos los roles. Cuando una empresa despega, el propietario es responsable de las operaciones diarias de casi todas las funciones de la empresa, desde la nómina hasta el servicio al cliente y el marketing.

Con el tiempo, quedará claro que la empresa está lista para agregar personal. En ese momento, los propietarios deben confiar en las personas que contratan para hacer un trabajo. A menudo es un acto de equilibrio, soltar las riendas en ciertas áreas, pero los empleados son contratados por una razón. Los ejecutivos y gerentes deben tener la confianza de que su personal puede manejar las operaciones diarias mientras se concentran en responsabilidades de alto nivel.

Confía en las opiniones de los demás.

Más allá de delegar en su personal, la confianza también es esencial dentro del liderazgo. A medida que desarrolle su equipo ejecutivo, tendrá que haber un sentido de confianza y respeto por ambas partes. Los propietarios deben comprender que los otros ejecutivos y gerentes pueden tener una experiencia que el propietario no tiene. De hecho, es probable que esa sea la razón por la que fueron contratados o promovidos a puestos de liderazgo en primer lugar. Esa confianza no solo involucra a la delegación mencionada anteriormente, sino también a las opiniones de esos líderes.

Los propietarios deben confiar en que sus equipos de liderazgo serán honestos y veraces al asesorar a la empresa y, para hacerlo, esos ejecutivos deben confiar en que el propietario o el director ejecutivo realmente está escuchando y considerando sus opiniones. Sin que ambas partes confíen entre sí, y sin la presencia de un entorno abierto que dé la bienvenida a los desacuerdos respetuosos cuando sea necesario, la empresa está perdiendo una oportunidad clave en el proceso de toma de decisiones.

Confía en tu visión.

Esto no está en conflicto con los aspectos de confianza mencionados anteriormente, aunque algunos podrían verlo de esa manera. Existe una diferencia entre tener confianza en su modelo y visión en su conjunto y ser miope en varias formas de ejecutar sus planes generales.

Las cosas a menudo cambiarán debido a varios factores ambientales, como todos experimentamos el año pasado. Las empresas que mantuvieron el éxito y se han posicionado para el futuro son las que mantuvieron la confianza en su modelo general, pero confiaron en su capacidad para lograr sus objetivos existentes de una manera nueva.

Confiar en ti mismo.

En última instancia, el espíritu empresarial es un acto audaz. No solo debe mantener la confianza en su modelo de negocio y en la capacidad de sus ejecutivos y empleados para mantener las ruedas girando como espera, sino que también debe ver el valor que puede aportar a la empresa como propietario.

Hay responsabilidad en la propiedad. Tienes que confiar en ti mismo para asumir esas responsabilidades y liderar tu empresa no solo con palabras sino también con acciones. Debe tener la suficiente confianza para tomar las decisiones difíciles, poner el bienestar de su personal sobre sus hombros e incluso admitir cuando la idea de otra persona es la mejor ruta a seguir.

Cuando pueda combinar estas ideas en sus operaciones comerciales diarias, verá beneficios reales y tangibles. La confianza es clave en todos los aspectos y en todos los niveles del negocio. Porque cuando todos están en la misma página, trabajando con confianza y comunicándose libremente, el camino hacia el éxito se abre más que nunca.


Consejo Empresarial de Forbes es la principal organización de crecimiento y creación de redes para empresarios y líderes. ¿Califico?


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here