Por Maria Thimothy, consultora sénior de OneIMS que ayuda a las empresas a crecer mediante la creación y captura de la demanda y la gestión y el fomento de las relaciones.

Todos recordamos la ansiedad de levantar la mano en la escuela primaria para hacer una pregunta y tener miedo de que la gente se burle de nosotros por «hacer una pregunta estúpida». Si tuvo la suerte de tener un maestro que creía que «no existen las preguntas estúpidas», entonces recordará que fomentó un gran ambiente para el aprendizaje. Los negocios no son diferentes. A menudo, los empleados tienen miedo de hablar en reuniones internas o con clientes, ya que tienen miedo de hacer la temida «pregunta estúpida» y parecen novatos. Sin embargo, las preguntas, sin importar cuán básicas o complejas sean, son invaluables en los negocios. Su trabajo es conocer el negocio y los clientes con el mayor detalle posible, así que si alguna vez tiene dudas, solo pregunte. No hacer preguntas puede dar lugar a todo tipo de malentendidos evitables.

Cuando no sabes

Todos comenzamos en algún lugar de nuestras carreras y ser un empleado nuevo puede ser intimidante, especialmente si todos los demás en la oficina llevan más tiempo que usted. Sin embargo, esta es en realidad una de las mejores posiciones para estar: cuando comienza desde abajo, es su trabajo hacer tantas preguntas como sea posible para desarrollar su competencia. Busque expertos de los que pueda aprender y hágales preguntas. Si alguna vez se encuentra en una reunión y se siente perdido, no tenga miedo de hablar y aclarar. Lo más probable es que si está confundido acerca de algo, probablemente no sea el único. Sin embargo, si finges entender cuando no lo haces, inevitablemente te conducirá a una mayor confusión y malentendidos en el futuro cuando la gente asuma que estás al día.

Cuando crees que lo sabes todo

Un error que cometen las personas después de trabajar en una profesión durante un período de tiempo más largo es pensar que tienen todas las respuestas. Es posible que haya cerrado decenas de acuerdos, pero eso aún no significa que lo haya visto todo. De hecho, a veces la mayor dificultad en esta etapa de su carrera es aprender a pensar fuera de la caja y hacer preguntas relevantes para encontrar soluciones que quizás nunca antes había considerado. Cuando se encuentra con un nuevo cliente, por ejemplo, puede pensar que ya tiene una solución probada y verdadera para él basada en su experiencia anterior. Esta creencia puede impedirle hacer nuevas preguntas pertinentes a su negocio. Desafíese a ir a cada reunión con la pizarra en blanco y sea curioso. No haga preguntas solo sobre cosas con las que no está familiarizado, sino que también consulte con usted mismo y hágale preguntas. pensar ya sabes la respuesta a.

Cuando no sabes lo que no sabes

Uno de los mayores desafíos en los negocios es reconocer que puede haber situaciones en las que hay cosas de las que ni siquiera eres consciente de que no sabes. Suena extraño, pero en realidad es muy común. A menudo, nos encontramos embarcándonos en un proyecto y, a pesar de estar completamente preparados, surgen problemas inesperados que simplemente no podríamos haber predicho. La mejor manera de intentar evitar problemas inesperados es consultar con expertos con frecuencia. Cuando se reúna con los clientes, deje tiempo para discutir si hay alguna información adicional que no haya cubierto y que el cliente crea que es relevante para su proyecto, o lo que ellos ven como los mayores obstáculos para el éxito. O tal vez desee recurrir a un miembro del equipo con más experiencia para que revise su propuesta y verifique posibles dificultades. Suceden inconvenientes inesperados, pero puede ayudar a prepararse para lo desconocido con algunas preguntas bien dirigidas.

Mantente curioso

Para continuar mejorando nuestras habilidades y brindar mejores servicios a los clientes, tenemos que seguir haciendo preguntas. Es fundamental asegurarse de comprender todo lo que pueda sobre su propio negocio y el de sus clientes. Para adquirir experiencia, debe aprender, y el aprendizaje ocurre a través de la indagación. Mantén la mente abierta y sé valiente. Tenga en cuenta la posibilidad de que no sepa todo y tenga todas las soluciones de inmediato. Aprenda a usar preguntas para colaborar con sus clientes y colegas para evitar errores y lograr soluciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here