google-site-verification=v5iY2Gdz-zxOgnVQjut3cRIcQjmYyl9pb-1ISc6yXoY

El CDTI introduce cambios en las condiciones financieras de las ayudas

Concederá un tramo no reembolsable en todos sus proyectos de I+D, que oscilará entre el 5% y el 25% sobre la ayuda concedida. Además, habrá nuevas condiciones financieras.

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) ha aprobado las nuevas condiciones financieras de sus instrumentos, que entrarán en vigor a partir del 1 de febrero de 2014. La principal novedad es la introducción de un tramo no reembolsable en todas las ayudas para proyectos de I+D empresarial. Este tramo se modulará en función de las características del beneficiario (pyme o gran empresa) y del proyecto, dependiendo del lugar de desarrollo, colaboración con centros generadores de conocimiento o si es fruto de un proyecto en cooperación tecnológica. Así, el tramo irá del 5% para un proyecto de I+D desarrollado por una gran empresa hasta el 25% en el caso de un proyecto de cooperación tecnológica internacional desarrollado por una pyme.

Por último, se ha ampliado el plazo de amortización de los proyectos financiados a través de la Línea Directa de Innovación, que podrá alcanzar hasta los cinco años más uno de carencia.

Con estas medidas, el CDTI pretende impulsar la I+D+i de las empresas españolas para hacerlas más competitivas y con capacidad para generar productos de alto valor añadido. Con ello, este organismo se consolida como el referente principal y esencial para el apoyo de la I+D+i empresarial.

Por otra parte, el CDTI también ha aprobado en este último Consejo de Administración 114 nuevos proyectos tecnológicos con un presupuesto total que asciende a 85,8 millones de euros. El CDTI aportará 66,9 millones de euros, impulsando, de esta manera, la I+D+i empresarial.

De los proyectos aprobados, 17 pertenecen a la Línea Directa de Innovación. Esta ayuda financiera tiene como objetivo cofinanciar, por medio de préstamos bonificados con un tipo de interés del 2%, proyectos empresariales que impliquen la incorporación y adaptación de tecnologías que supongan una ventaja competitiva para las compañías, así como procesos de mejora de tecnologías y adaptación a nuevos mercados.

El resto, 97, son proyectos del Espacio Económico Europeo (EEA) para el periodo 2009-2014 (EEA-Grants), que tienen como objetivo fortalecer las relaciones bilaterales entre los Estados donantes (Noruega, Islandia y Liechtenstein) y los 15 Estados de la Unión Europea beneficiarios de estas ayudas, entre los que se incluye España, así como reducir las disparidades económicas y sociales.

En el desarrollo de los 114 proyectos aprobados participan 116 empresas, de las cuales el 53,4% son pymes y, de éstas, el 35,5% pertenece a sectores de media y alta tecnología. Del total de las compañías implicadas, el 37% recibe, por primera vez, financiación del CDTI.

Leave a Comment!