Las pymes pueden ganar más dinero por estar en redes sociales, un banco o una teleco, no

 

gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw== - Las pymes pueden ganar más dinero por estar en redes sociales, un banco o una teleco, no

Javier Martín es una referencia en los negocios en la Internet española. Emprendedor compulsivo, detrás de su estela están proyectos como Inventa Internet, Iniciador, Social Media Factory, Seedquick y muchos más.

– Usted es, además, el editor de Loogic.com, un exitoso blog dedicado a los negocios de internet en español. ¿Cree que los contenidos en español pueden ser rentables?

– Es difícil rentabilizar los contenidos pero una vez que tienes una trayectoria y te conviertes en una referencia sí hay oportunidades para hacerlo y empresas que quieren anunciarse. Lo que ha ocurrido en España es que ha habido una crisis publicitaria condicionada también por la crisis de los medios, que han forzado precios a la baja para poder mantener sus estructuras. Pero los blogs referentes de cada sector no suelen tener problema para conseguir publicidad, otra cosa es llegar a los precios que estamos acostumbrados en las revistas y en los periódicos. Los gastos de estrutura son mucho menores que en un medio tradicional, muchos de los editores son freelance y los sueldos no son los mismos pero sí que puede ser rentable. Pero donde hay más negocio es donde hay un contenido estructurado. Todo lo que tiene que ver con formación es muy rentable: información sobre cursos, masters, y todo lo que tiene que ver con anuncios clasificados.

– Usted invierte fundamentalmente en proyectos en español…

– Loogic.com y otros portales están todos en español, aunque estamos pensando en hacerlo también en otros idiomas. Tenemos un alto tráfico procedente de América Latina, y luego participo como consejero en algunas empresas, que están entrando en otros países, como Inglaterra. Pero el foco ahora está bastante puesto en América Latina, donde ha habido un parón bastante importante entre 2005 y 2009 en lo que a Internet se refiere, pero ahora ha habido una reactivación enorme y está creciendo mucho más que en España. Hay más proyectos y más financiación.

– En cuanto a cifras de negocio, ¿empieza a ser importante América Latina para las empresas españolas de Internet?

– Sí, pero todavía no están rentabilizándolo como en España.

– Usted también ofrece servicios de consultoría en social media. Parece que las empresas todavía no lo ven claro y dudan de su rentabilidad. ¿Qué opina?

– Nosotros trabajamos con BBVA y Movistar, y ahora mismo es una cuestión de comunicación, no se lo plantean para conseguir más clientes, pero sí para tener una buena reputación online, dar una imagen de innovación y para tener más contentos a los que ya son clientes. Las grandes lo utilizan como comunicación, igual que los medios, y están utilizando Twitter y Facebook para informar y, sobre todo, para recibir el feedback de los usuarios. Hay una oportunidad muy grande para que las empresas aprendan de las necesidades de los usuarios y las utilicen para redefinir sus productos. Y luego el tema de las reclamaciones, las grandes empreas han visto que ese nuevo canal se podía mejorar la reputación, la atención al cliente.

Y con las pequeñas empresas hay más posibilidades, sobre todo por la parte de marketing. No tienen miles de clientes, sino que se trata de generar esa visibilidad. Ahí las redes tienen mayor potencialidad, porque inicialmente son gratis y lo puede hacer una persona de la empresa y ahora mismo los usuarios están muy receptivos a lo que les llega. Les resulta cómodo y útil. Por ejemplo, Sindelantal.com, una empresa en la que participo, monitoriza mucho las redes para ver cuando alguien dice «no me apetece cocinar» o «cuánto me apete comerme hoy sushi»… Lo que normalmente se hace es comunicar cosas a través de las redes: ofertas, nuevos productos y demás. En conjunto las pymes a nivel de marketing tienen una oportunidad como alternativa a otras opciones mucho más caras o más lentas. Las pymes pueden notar cómo afecta mucho a su negocio porque sí pueden ganar más dinero por estar en redes sociales, un banco o una teleco no.

-¿Y a medio plazo?

– Hay que ver hasta donde puede llegar eso y donde está el nivel de saturación de la gente. Habrá empresas que dejarán de hacerlo porque no les aporta nada. Todas las empresas tienen que comprobar que sus inversiones en marketing son rentables. No pierde nada por estar, por tener ahí esas cuentas, estar receptivo al usuario y tener esa presencia porque hai otro componente importante y es que la gente le puede buscar en las redes sociales. Para una oferta de empleo, ver su perfil en LinkedIn, vas a buscar lo que dice la gente de esas empresas, es decir, no puedes permanecer al margen. Hay que tener en cuenta que para mucha gente Internet es Facebook, se pasan el 90% del tiempo allí, buscan las cosas allí, preguntan…

-¿Y cuál cree que es el mejor canal para promocionar una empresa: Facebook o Twitter?

– Depende de la temática de la empresa: en temas de ocio, Facebook, porque se utiliza fundamentalmente para eso. Twitter tiene un componente mucho más profesional, sobre todo gente del mundo de la comunicación, el marketing, la empresa y demás. Además, tiene la ventaja para una empresa que es más fácil conseguir seguidores, y tiene más opciones que te facilitan la visibilidad y crear una pequeña comunidad que te va dando movimiento. Facebook eso lo tenía al principio y lo ha ido restringiendo para que las empresas tengan su página y se anuncien. Cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes, aunque yo creo que hay que estar en las dos porque en cada una vas a encontrar perfiles diferentes y cada una te va a aportar uns cosas u otras. Hablo mucho de los restaurantes, pero es que es muy llamativo. Hay uno en Madrid llamado El Rancho, y muchos días el 90% de sus comensales vienen a través de las redes sociales.

– Además usted también es un business angel y ha puesto en marcha SeedQuick, una plataforma de crowdfunding…

– Ahora mismo parece que empiezan a consolidarse modelos en los que se pueden hacer negocios entre las personas. El crowdfunding a nivel de proyectos artísticos y solidarios, está teniendo un auge importante y empieza a haber casos de éxito importantes, tanto a nivel internacional como en España. Y lo de Seedquick es una idea que llevo madurando bastantes años: si en España no hay capital riesgo, los bancos no dan dinero a los emprendedores, los inversores han puesto en el ladrillo, y en Internet, había 20 o 30 business angels, y profesionalizados 4 o 5, ¿por qué no apoyarnos entre nosotros? Esa es la idea de Seedquick, que en lugar de que alguien invierta 50.000 o 100.000 euros, que muchas personas inviertan pequeñas cantidades. A nivel internacional esto se está desarrollando mucho, y el primer proyecto de España es Seedquick.

-¿Quién selecciona los proyectos?

– La comunidad selecciona los proyectos y los financia. Hay una parte de crowdsourcing, cuando un proyecto se presenta y la comunidad vota, y después se pasa a la fase de crowdfunding, cuando el emprendedor decide cuánto necesita. Pero bueno, es un proyecto que empezó en julio y todavía es temprano para analizar. Aunque en mi empresa creemos que es bueno lanzar los proyectos todavía verdes porque se pueden ir mejorando poco a poco y si estás desarrollando algo durante mucho tiempo alguien se te puede adelantar.

-¿Cuáles crees que son las claves en un emprendedor para que tú creas en él y te impliques en su proyecto en Internet?

– Principalmente que esté realmente interesado en sacar adelante el proyecto, que haya tomado la decisión de hacerlo con todo lo que implica de cara a conseguir financiación, a crear un equipo, a desarrollar tecnología. En esta situación, hay que apostarlo todo por un proyecto. De las empresas en las que participo no hay ningún criterio común, pero últimamente cada vez me gustan más los modelos que son escalables y replicables en otros países, los que se centran sólo en España van a tener muchas dificultades.

-¿Cree que es posible triunfar a nivel global en Internet sin irse a Estados Unidos?

– No creo que sea estrictamente necesario irse allí. El que va es porque quiere dar un vuelco total a su empresa. Yo conozco muchas empresas que están empezando a tener éxito a nivel internacional. Hay dos modelos: uno es 100% online que no tiene implicación a nivel local, que sí necesita personas en cada país que desarrollen, entonces en España centralizas el negocio y tienes personas en cada país. Y luego está el modelo de abrir oficinas en otros países y tener un pequeño equipo. Pero sí hay portales como Emagister, Idealista o Infojobs, que sí se han convertido en líderes en su sector a nivel internacional. A lo mejor no ganan tanto dinero fuera como en España porque tienen más recorrido aquí, pero podrán acabar haciéndolo. Y luego todos los de comercio electrónico: Groupalia, Buyvip, Privalia… están haciendo una expansión internacional tremenda y muy rápida, y probablemente habrá mercados donde ganarán más que en España. Hay un proyecto que se llama Trovit, un agregador de clasificados que ya al poco tiempo de nacer facturaba mucho más en Inglaterra que en España.

– Luego está la dificultad para crear empresas en España…

– Está claro que no es fácil, pero no adelantamos nada diciéndolo. No todo el mundo puede irse fuera a emprender y allí también hay una competencia brutal para emprender, que nadie piense que en Silicon Valley le van a poner un cheque por debajo de la puerta. El que se integra bien en el ecosistema emprendedor español también tiene muchas posibilidades. Aquí no están las cosas como en otros lugares, pero tendremos que conformarnos con ello. Y una cosa que hay que tener en cuenta es que en USA se cierran más empresas que aquí, hasta los más grandes cierran emprsas todos los días, como el propio Google. Y en Internet parece que montas una web y parece que ya estás ganando dinero, pero para eso hay que trabajar muchísimo, y quizás tienes menos barreras de entrada pero eso hace que al día siguiente haya 20 iguales.

Leave a Comment!