google-site-verification=v5iY2Gdz-zxOgnVQjut3cRIcQjmYyl9pb-1ISc6yXoY

Los BRIC buscan la independencia económica de Occidente

Este jueves tiene lugar en china la tercera cumbre de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), que se han convertido en el motor del crecimiento mundial dado que ni Europa ni Estados Unidos consiguen salir completamente de la crisis. También se le ha sumado otro nuevo miembro, Sudáfrica.

Su potencial económico se está convirtiendo también en influencia política y estas cuatro nacionales forman parte del G20, el grupo de las 20 mayores economías del mundo. En vista de los problemas económicos que sigue enfrentando el mundo desarrollado, estas naciones están dirigiéndose en busca de negocios a sus contrapartes del BRIC y a otras economías emergentes más pequeñas.

En el caso de Brasil, tradicionalmente ha exportado materias primas y minerales a EE.UU. y Europa, pero la demanda china está cambiando la ecuación para la agricultura brasileña. El año pasado China desplazó a EE.UU. como el principal socio comercial de Brasil, con 56.000 millones de dólares en intercambio bilateral. Mas allá de las materias primas, Brasil ha encontrado un mercado en China para algunos de sus productos manufacturados.

Mientras, Rusia es el mayor productor mundial de muchas materias primas y el destino de esas exportaciones ha cambiado dramáticamente en los últimos 10 años. El comercio con Asia se ha incrementado a expensas de los negocios con EE.UU. y los antiguos países de la Unión Soviética, al punto que China es ahora el mayor socio comercial de Rusia, por delante de Alemania.

En el caso de la India, es líder global como proveedor de servicios, al punto que prácticamente inventó la industria del outsourcing. India se ha centrado en el desarrollo de su gente y no ha podido convertirse en un productor industrial en masa como los otros países BRIC, y como resultado todavía importa muchos productos manufacturados desde China, que es el mayor socio comercial de India.

China se ha reinventado a sí misma y ahora es una productora masiva de productos de alta tecnología, incluyendo semiconductores y paneles solares. Todavía sigue siendo un inmenso productor en industrias de bajo costo y alto valor, como ropas y textiles. El año pasado China ganó contratos para construir trenes de alta velocidad en varias partes del mundo, después de convertirse en líder global de la industria. Ahora es sede del tren más rápido del mundo.

Leave a Comment!