Mi sueño es desarrollar productos digitales de turismo cultural

 

gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw== - Mi sueño es desarrollar productos digitales de turismo cultural

Ángeles Pariente es la CEO de A2 Laboratorio de Ideas, una agencia de comunicación digital nacida en Vigo a principios de año que desarrolla proyectos propios y también para terceros. Streetea, una app de ʻstreet artʼ, es el producto más ambicioso de una empresa que aspira a crecer horizontalmente y se preocupa por su entorno: el 1% de su
facturación lo destinan a ONGs.

– Cuéntame cómo y por qué decidiste montar la empresa…
– Después de trabajar por cuenta ajena durante 10 años, me llegó la crisis de los 30 y me dije: «uy, que quiero hacer con mi vida?» Así que en 2011 dejé la agencia de comunicación en la que trabajaba y me tomé un año sabático dedicado a la formación. Mi primera intención era aunar las nuevas tecnologías con el mundo de la cultura, y a partir de cursos de formación de creación de empresas desarrollé un proyecto que se llama Streetea. Pero sacar adelante un proyecto de estas características requiere su tiempo, así que decidí compaginarlo con la prestación de servicios a clientes.
A2 Laboratorio de Ideas es una agencia de comunicación digital que parte de los principios del desarrollo colaborativo del proyecto Streetea.

– ¿De que va?
– Es una comunidad especializada en arte urbano, la base es una app para dispositivos móviles que a través de un mapa sitúa las obras en su posición. Artistas e interesados en el Streetart comparten un espacio de interés común, lo que contribuye a la difusión de este tipo de disciplina artística. Es un producto de turismo cultural que permite conocer las ciudades desde un punto de vista diferente.

– ¿Ahora mismo cuál es vuestra prioridad a nivel empresarial: la agencia o proyectos propios como Streetea?

– A2 es una agencia que tiene las dos vertientes: proyectos propios y proyectos para clientes. Es un 50/50, creo que el punto de equilibrio es poder llevar a cabo las dos cosas.

– Es muy diferente hacer un producto o un servicio. A medio plazo ¿qué parte os gustaría desarrollar más?
– La verdad es que los proyectos propios, pero también pesa la vocación de ayudar a otras personas, aportar a los clientes el conocimiento que tienes para que ellos saquen adelante sus propias ideas.
Nosotros trabajamos de forma colaborativa, y junto a Streetea estamos desarrollando otros proyectos. «Un lugar para perderse» es una comunidad sobre Loiba, un pequeño pueblo de la zona de Ortigueira (Galicia), que tiene como meta poner en valor el entorno natural de la zona y conseguir a largo plazo no dejar morir el pueblo. Y el último que hemos sacado al mercado es una app para iPhone de servicios públicos que se llama «FarmaPo», te indica cuáles son las farmacias de guardia de la provincia de Pontevedra geolocalizadas.

– A corto plazo es más fácil salir adelante con una empresa de servicios, ¿no?
– Nosotros jugamos bajo la premisa de «ganar – ganar». Dividiendo nuestro tiempo y poniendo semillitas para todas las cosas. Efectivamente el área de servicios ofrece un retorno más inmediato, y el contar con proyectos para clientes nos ayuda a crecer, que es lo que perseguimos.

– Sois dos socios, ¿no?
– El núcleo duro somos dos socios, pero la vocación de A2 es que sea una red de colaboradores. Partimos de un equipo estable, personas con las que he trabajado durante años, y en función de las necesidades del proyecto, nos unimos unos con otros. De esa forma nos permite que cada uno de nosotros trabaje en lo que quiere, aportamos más valor y nos sentimos más satisfechos con el trabajo. Nuestra intención es que siga creciendo esta red de profesionales y tener un especialista en cada campo de la comunicación digital.

– Tú eres experta en redes sociales…
– Soy experta en comunicación en Internet. Mi formación viene del mundo del Periodismo y todo mi desarrollo profesional, que ya suma casi 15 años, lo he dedicado a este medio, lo que me permite una visión estratégica del entorno. Mis funciones han sido desde la creación de contenidos, a la producción y mantenimiento de proyectos web y multimedia En definitiva he gestionado todos los aspectos que han ido surgiendo para que una empresa o institución esté presente en Internet.

– Y con respecto a la agencia, ¿cuál es vuestra idea de negocio?
– Nuestra idea de negocio está basada en paquetes estandarizados en función del público al que nos dirigimos. Por ejemplo, para pymes, tenemos un paquete que es la externalización del departamento de imagen y comunicación. Otro es para emprendedores, les ayudamos a poner en marcha su negocio en internet sobre todo a nivel estratégico. Y la tercera de las líneas que trabajamos es la marca personal de profesionales independientes, para que puedan posicionarse en Internet. Realmente lo que aportamos es la constitución de una marca entendida en su conjunto. Para ello desarrollamos acciones como: estrategias de comunicación, creación de páginas web, gestión de redes sociales, contenidos visuales, etc.

– ¿Cuál dirías que es el valor diferencial de tu empresa?
– La experiencia y el crear equipo. Me explico: cuando nosotros trabajamos con un cliente trabajamos por una confianza y una fidelización a largo plazo, sus objetivos son nuestros objetivos y ese trato de confianza es lo que marca la diferencia, porque conseguimos que el cliente confíe en nosotros y nosotros buscamos lo mejor para él. Y en esa sinergía conseguimos los mejores resultados.

– ¿Habéis necesitado financiación externa?
– La verdad es que no, hemos salido con muy pocos medios porque tampoco los necesitábamos. Yo creo en el teletrabajo, me permite la flexibilidad de moverme en diferentes sitios, así que no hemos necesitado una gran inversión para ponernos en marcha.

– ¿Algún apoyo desde la Administración?
– Con la agencia no hice el recorrido de buscar ayuda en instituciones públicas, que sí hice con Streetea. Con este proyecto me he presentado a varios organismos y no he recibido ayudas pero sí apoyo técnico y consejos. Tampoco me he presentado para obtener subvenciones, las cosas están cambiando y ahora mismo pretender obtener dinero público es poco más que una utopía. Creo más en los microcréditos -el concepto de muchas personas participando y cada una poniendo su granito de arena…- que en el dinero que «te caiga» de una subvención.

– Pero si queréis competir con vuestra app vais a necesitar financiación.
– Con Streetea es lo que pretendemos, pero en la situación actual no puedes presentarte ante inversores si no has avalado que tu proyecto tiene viabilidad y posibilidades de éxito. En nuestro caso necesitamos generar una comunidad y ver que los usuarios muestran interés, es decir, que hay un mercado dispuesto a comprar nuestro producto, antes de presentarnos con: «tengo una idea, dame dinero» porque no te lo van a dar.
Tenemos que demostrar y sacar adelante con nuestros propios recursos ese prototipo y generar esa comunidad.

– Queréis ir poco a poco…
– Sí, realmente es para que veamos nosotros mismos la viabilidad del producto. Eso también me lo da la experiencia. He trabajado en proyectos en los que se ha dedicado mucho tiempo a hacer una gran plataforma estupenda y maravillosa y luego te das cuenta de que la gente no la usa y necesita algo mucho más simple. Es el error que queremos corregir, empezamos por algo pequeño y en función de la demanda, que cada vez vaya creciendo más.

– ¿Qué previsiones a nivel temporal tenéis con Streetea?
– Se ha alargado un poco en el tiempo. Yo lo empecé el año pasado con la fase de definición y este año al compaginarlo con los servicios de la agencia de comunicación se ralentizó su fase de implantación. El primer paso consiste en generar una comunidad entorno al Street Art. Ahora mismo usamos Facebook. Y a principios de septiembre lanzaremos una revista digital – StreetArtMagazine.com- especializada en arte urbano donde iremos creando contenido y captando usuarios. La app saldrá en el primer trimestre de 2014. Tanto la revista como la app se desarrollarán en inglés. Y el contenido principal para el prototipo serán artistas españoles y obras en España. El paso siguiente será las principales ciudades europeas: Berlín, Londres, París. Y a partir de ahí, en función del éxito, es donde interviene la búsqueda de financiación para dar el salto al resto del mundo.

– Este sería vuestro principal producto, ¿no?
– Propio sí. Es en el que más ilusión le hemos puesto sobre todo porque nos introduce en el terreno en el que nos gustaría evolucionar: el desarrollo de apps de contenido cultural. Pero no queremos descuidar los servicios que ofrecemos a nuestros clientes. El desarrollo de productos propios nos ayuda a experimentar y ver sus frutos. Nos aporta conocimiento para compartir con nuestros clientes y a la vez nos ofrece la posibilidad de conseguir un producto de éxito.

– Formaste parte del Programa Executiva de liderazgo para mujeres ejecutivas. ¿Qué supuso para ti?
– La verdad es que fue todo un descubrimiento. Me ayudó a través del coaching a sentir autoconfianza y valorarme para sacar mi mejor versión. Por otro lado, es muy inspirador ver a profesionales que han alcanzado sus objetivos luchando por ellos. Y la otra parte que para mí fue fundamental fue el networking, el conocer a otras mujeres en otras áreas, pero con las mismas inquietudes y problemáticas: mujeres de una misma generación que en vez de dedicarse a las lamentaciones se dedican a la búsqueda de soluciones.

– ¿Y eso de montar una empresa en medio de la crisis?
– Yo me creo eso de que las crisis son oportunidades. Precisamente mi crisis personal era porque estaba consumida en mi zona de confort. Con crisis o sin ella creo que estaría haciendo lo mismo que estoy haciendo ahora, porque mi motivación es más un ejercicio personal que fruto de las circunstancias. Sí, las cosas están complicadas, pero nunca me he dado por vencida y creo que la pataleta no es la opción.

– ¿Cómo te gustaría que fuese tu empresa en 10 años?
– Que A2 sea una red de profesionales estable y amplia con gente muy cualificada en su sector con la que me gusta trabajar y de la que aprenda muchísimo. Por otro lado, crear proyectos de valor y con ello crear una marca de A2, un sello de calidad reconocible, con un alma detrás. Y llegar a la internacionalización con nuestros proyectos. Mi sueño es desarrollar productos digitales de turismo cultural. En la cultura la tecnología tiene mucho que decir y de momento no las está diciendo.

– ¿Quieres que siga creciendo horizontalmente?
– Sí, nuestra forma de trabajo es en equipo, pero estar todos juntos muchas horas en una oficina no significa nada. Creo en que cada uno trabaje donde quiera, y se establezcan unos objetivos. El hecho de colaborar por proyectos, es muy motivador, porque todos estamos implicados porque queremos hacerlo.
No me veo teniendo una plantilla de empleados, no. Pero sí que la red de colaboradores sea cada vez más amplia y más especializada. Es la misma fórmula que promovemos aplicar con nuestros clientes, que al final también formen parte de la red de colaboradores.

Leave a Comment!