Nuevo proyecto europeo para impulsar las tecnologías fotovoltaicas

Kestcells es el nuevo proyecto europeo dedicado a la investigación en energías renovables, que ha recibido un nuevo impulso con más de 3,7 millones de euros. Su objetivo es la creación de una red de formación científica interdisciplinaria sobre tecnologías fotovoltaicas avanzadas de película delgada que permitirá a Europa obtener tecnologías vanguardistas, asegurar su dominio global y aumentar su competitividad en las tecnologías ya existentes.

En concreto, el proyecto Kestcells propone el desarrollo de tecnologías nuevas que permitan cumplir con los requisitos necesarios para que la energía fotovoltaica se establezca como una alternativa de futuro fiable a las fuentes de energía no renovables. Estos requisitos incluyen la rentabilidad, la eficiencia, la sostenibilidad y la posibilidad de fabricarse en serie. Desde el proyecto confían en que la clave para cubrir todas las necesidades podría residir en un mineral denominado kesterita. Por ello dirigirán sus esfuerzos al desarrollo de células solares basadas en este mineral.

La profesora Susanne Siebentritt, directora de la Unidad de Investigación sobre Física del Laboratorio de Fotovoltaica de la Universidad de Luxemburgo, dirigirá un equipo de esta institución encargado de estudiar la física básica relacionada con las propiedades semiconductoras de los materiales nuevos utilizados en las células solares.

Trabajan en el desarrollo de tecnologías fotovoltaicas basadas en kesterita, un mineral con una gran proporción de cobre y cinc, con el fin de cumplir con los requisitos de coste, eficiencia y sostenibilidad necesarios para producir en serie células solares destinadas a la producción de energía solar. Se prevé que esta red de formación permitirá que Europa se mantenga a la cabeza de la energía solar.

El interés de los nuevos materiales reside en su alto potencial para aplicarse en tecnologías fotovoltaicas de película delgada de bajo coste, ya que la kesterita contiene elementos abundantes y baratos. El proyecto propone el desarrollo de tecnologías fotovoltaicas basadas en kesterita y el diseño de procesos compatibles con los requisitos de eficiencia necesarios para que se establezca en un futuro como una alternativa a las fuentes de energía no renovables.

Según los responsables de esta iniciativa, la creación de una red de investigadores de estas dimensiones permitirá un desarrollo estratégico de tecnologías fotovoltaicas en Europa. Indicaron que este plan se ajusta a los objetivos indicados en el «Plan de acción tecnológico para la energía fotovoltaica» de la Comisión Europea.

Para alcanzar los objetivos principales del proyecto, durante el proyecto se formarán doce doctorandos y otros dos investigadores en régimen de postdoctorado. Aprenderán temas relacionados con la ciencia fundamental de los materiales, las tecnologías avanzadas de crecimiento de películas finas, técnicas de caracterización avanzada y monitorización de procesos, la modelización y el diseño de dispositivos y otros aspectos relacionados con la innovación y la implementación industrial de líneas de producción y análisis de mercado.

Leave a Comment!