¿Tienes una idea? La Comisión Europea te financia su desarrollo

La Comisión Europea ha publicado una convocatoria de propuestas con arreglo al tema «Ideas» 2011 del Séptimo Programa Marco de la Comunidad Europea para acciones de investigación, desarrollo tecnológico y demostración. Para ello cuenta con un presupuesto total que asciende a 10 millones de euros.

El objetivo de esta convocatoria consiste en conceder fondos que posibiliten el desarrollo de ideas financiadas por el Consejo Europeo de Investigación (CEI) hasta una fase previa a la demostración en aquellos casos en los que se aprecie un potencial de comercialización.

Esta iniciativa responde a la percepción de que Europa ofrece una cantidad insuficiente de oportunidades de financiación en la fase más incipiente de las innovaciones, en la cual un concepto con potencial comercial tiene que verificarse mediante pruebas o prototipos, mediante la definición de un mercado potencialmente apto, y también mediante la creación de derechos de propiedad intelectual (DPI) defendibles en forma de patentes u otras formas de protección.

Por la dificultad de atraer inversores, son numerosas las ideas útiles y excelentes con potencial comercial a corto plazo que se truncan en un periodo de transición en el que ya se consideran prometedoras pero también demasiado nuevas como para validar su potencial comercial.

Esta iniciativa pretende poner remedio a esta situación poniendo recursos a disposición de beneficiarios de subvenciones del CEI con el fin de establecer una «prueba de concepto», concretar un plan de desarrollo y una estrategia sobre DPI en relación a ideas surgidas de un proyecto financiado por el CEI.

El proceso de comercialización de una innovación puede variar ampliamente entre unos campos científicos o técnicos y otros (por ejemplo, las tecnologías del ámbito de las ciencias de la vida suelen tardar más en salir al mercado que las tecnologías informáticas) y también conforme al modelo de comercialización aplicado.

Las innovaciones se pueden comercializar mediante la concesión de licencias a una empresa nueva o ya existente o bien por medio de las llamadas empresas emergentes (start-ups) financiadas con capital riesgo, lo cual dependerá de la naturaleza de la invención o la idea, sus mercados potenciales, los planes del inventor por lo que se refiere a su futura implicación en la comercialización, etcétera.

además prescindiendo de grandes desplazamientos.

Leave a Comment!